DIVORCIOS Y SEPARACIONES

DIVORCIO

El divorcio es aquel procedimiento mediante el cual se pone fin al vínculo matrimonial, lo que le diferencia de la separación, si te separas no puedes volver a casarte, porque todavía sigue el vínculo.

  • Permite volver a casarse.
  • Deben pasar 3 meses para poder divorciarse. 
  • No debo separarme antes para poder divorciarme. 
  • No necesito una razón para divorciarme.
  • Medidas: patria potestad, custodia, pensión de alimentos (hijo), pensión compensatoria (cónyuge), atribución vivienda, distribución de bienes.

CUSTODIA COMPARTIDA O ÚNICA

 En el momento que dos cónyuges se separan mediante divorcio, se ha de decidir una de las medidas más complejas, que es con quién que quedan el/los menor/es a vivir, siendo para el otro progenitor un duro golpe separarse de su/s hios/s. Aunque cada vez se apuesta con más fuerza por la custodia compartida, en la pura práctica los tribunales no están siendo tan flexibles como se presupone. Esto hace que, en mayor o menor medida, la decisión final dependa del informe psicosocial que realizan los juzgados de familia.

PENSIÓN DE ALIMENTOS

Es la pensión que se estable para cubrir las necesidades ordinarias de los hijos, va siempre ligada a la Renta de los progenitores y a favor de quien tiene la guarda y custodia.  

Viene recogido en el art. 142 del Cc “Se entiende por alimentos todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica. Los alimentos comprenden también la educación e instrucción del alimentista mientras sea menor de edad y aún después cuando no haya terminado su formación por causa que no le sea imputable.Entre los alimentos se incluirán los gastos de embarazo y parto, en cuanto no estén cubiertos de otro modo”

Los requisitos que deben cumplirse para que prospere nuestra petición de modificación de medidas son los siguientes :

  • Que los hechos en los que se basa la demanda de modificación de medidas se hayan producido con posterioridad a la sentencia inicial que fijó las medidas que ahora pretendemos modificar.
  • Que la variación o cambio en las circunstancias tengan la suficiente relevancia como para justificar la modificación pretendida, es decir, no podremos basar nuestra petición en meros motivos subjetivos, sino en razones necesarias y convenientes, sobre todo para el caso en el que pretendamos modificar circunstancias que afecten directamente al interés de menores o incapacitados, por ser el interés más vulnerable y necesitado de protección.
  • Que el cambio de circunstancia sea permanente y no transitorio.
  • Que se trate de circunstancias ajenas a la voluntad del solicitante de la modificación de las medidas.
  • Que los hechos que se pretenden alegar como nuevos, sean absolutamente acreditados. Utilizando para ello todos los medios de prueba que se consideren relevantes para ello.

LIQUIDACIÓN SOCIEDADES GANANCIALES 

La Liquidación de sociedad de gananciales se puede llevar por dos procedimientos, al igual que el divorcio

MUTUO ACUERDO

La forma más rápida y económica de liquidar los bienes gananciales es a través del procedimiento judicial de divorcio utilizando la figura del convenio regulador y enmarcando en el mismo aquellos bienes y el pasivo de la sociedad de gananciales. Se hará la adjudicación de los mismos en el mismo convenio regulador de tal manera que el juez o el letrado de la Administración de Justicia podrá dictar un decreto o una sentencia dando así validez a dichos acuerdos.

CONTENCIOSA

No hay acuerdo de los cónyuges sobre la liquidación de gananciales, en cuanto al valor, a los bienes, al reparto….
consta de dos Fases

  • Fase de formación de inventario: Se determinarán los bienes y derechos que integran el activo (inmuebles, terrenos, dinero…) y el pasivo (préstamos y demás deudas de la sociedad de gananciales).
  • Fase de liquidación: Aprobado el inventario, se procederá al pago de las deudas de la sociedad. El remanente constituye el haber de la sociedad de gananciales, que se adjudicará por mitad entre los cónyuges.

Es el tipo de régimen económico al que está sometida la unión civil , puede ser en régimen Ganancial o Separación de Bienes. La sociedad de gananciales. Se caracteriza principalmente porque en él se hacen comunes todas las ganancias y los beneficios que hayan obtenido los cónyuges durante el matrimonio.

Tipos de Bienes

1. Bienes privativos

Aquellos que tenían los cónyuges antes de que existiera la sociedad de gananciales y también los bienes que sean adquiridos después por título gratuito, como las herencias.

2. Bienes comunes.

Son los obtenidos por el trabajo o la industria de los cónyuges que pasan a ser comunes en la pareja . También los frutos y rentas que produzcan tanto los bienes privativos como los comunes y las empresas y establecimientos que han sido fundados durante el matrimonio

En caso de separación o divorcio, puede ser complejo diferenciar qué bienes corresponden a cada miembro de la pareja. Para separar los bienes, lo que se hace es realizar un inventario de todos los bienes. 

Régimen de separación de bienes: 

se establece que cada miembro de la pareja tiene su propio patrimonio, sin que exista uno común. De este modo, cada uno de los cónyuges administra sus bienes. Así, cuando los cónyuges adquieran bienes conjuntamente, ambos aparecerán como propietarios de dicho bien. Hemos de destacar que, en este caso, a pesar de que no existir un patrimonio común, ambos cónyuges han de aportar a las cargas matrimoniales. Pues así lo dicta el artículo 1438 del Código Civil. La principal ventaja de este régimen es que, en caso de separación o divorcio, la liquidación del patrimonio es más sencilla.

↓ ↓ ↓ Más información ↓ ↓ ↓


Los abogados de familia son profesionales que se ocupan de cualquier cosa que tenga que ver con asuntos familiares, en los que se necesite la mediación de un experto en leyes para lograr llegar a un consenso tratando de rebajar la carga emocional que este tipo de situaciones suele traer consigo.
Los conflictos familiares suelen ser bastante desagradables. Juntando la tensión que suelen provocar con la necesidad de conocer las leyes y la documentación que hay que presentar para dejar resueltos estos asuntos por vía legal, el estrés suele ser máximo.
Contar con unos abogados de familia en Madrid que se ocupen de tratar este tipo de conflictos y que sepan como llevar a cabo las negociaciones de manera que afecte lo menos posible a los implicados, es la mejor opción para llevar a buen término asuntos que, de otra manera, podrían ser muy espinosos.
Los abogados de familia tratan diferentes aspectos que pueden afectar la vida de familia como una separación o divorcio, o llegar a una solución en caso de una herencia, entre otros. Asuntos que pueden desgastar mucho a los clientes por la situación emocional en la que se encuentran a lo que se añade un desconocimiento de la parte legal.

Abogados expertos en divorcios en Madrid

Un divorcio es algo muy desagradable para las familias. Hay ocasiones en las que ambas partes no se pueden poner de acuerdo y existe mucha crispación y rencor que les impide llegar a acuerdos amistosos y beneficiosos para todos.
Es normal que cada persona mire por proteger sus intereses y derechos, pero en el caso de un matrimonio que busca la disolución es necesario que piensen en llegar a un acuerdo. En algunos casos es importante ceder para conseguir un final satisfactorio para ambas partes.
Conseguir esto es muy complicado en caso de divorcios conflictivos en los que ambos cónyuges se sienten dolidos.
Los abogados expertos en divorcio en Madrid estamos cualificados para poder mediar haciendo que la disolución del matrimonio sea más sencilla y ambos cónyuges tengan claras sus obligaciones y derechos llegando a un acuerdo.
En el peor de los casos, cuando la pareja no puede llegar a un acuerdo y es necesario llegar a juicio, nuestro trabajo es asesorar y dirigir este procedimiento.

Abogados de separaciones en Madrid

Al igual que pasa con los divorcios, una separación matrimonial suele algo muy traumático. Una pareja que lleva tiempo junta y que debido a problemas internos y diferencias no pueden seguir juntas.
La separación suele ser un trámite anterior a la pedida del divorcio. En algunos casos la pareja consigue arreglar sus asuntos, pero en otros, necesitan de ayuda para llegar a acuerdos.
En estas situaciones una separación de común acuerdo resulta mucho más ventajosa que una contenciosa.
En la primera situación los cónyuges llegan a un acuerdo común sin problemas y lo único que tienen que hacer es presentar la demanda para que pueda ser validada.
En estos casos los gastos pueden ser incluso menores, al estar ambas partes de acuerdo pueden ser asesorados por un mismo abogado.
El otro caso, el contencioso, debe ser el último recurso. Es importante que tratemos de llegar a acuerdos para que el nivel emocional y de tensión sea el menor posible. En caso de no existir acuerdo posible es cuando se llega a este tipo de separación.
Los abogados de separaciones en Madrid tenemos que estar preparados para poder realizar un trabajo excepcional en ambos casos. Aunque en el segundo, el contencioso, puede pedir de nosotros bastante fortaleza mental para llevar una causa en la que ambas partes pedirán cosas totalmente distintas y ser capaces de llegar a un término medio beneficioso para ambos.

Abogados especialistas en custodia de hijos en Madrid

Uno de los mayores problemas a los que se puede enfrentar un abogado de familia en casos de divorcio o separaciones, es cuando el matrimonio tiene hijos. En estos casos es necesario pensar, no solo en lo que le venga bien a la pareja sino, lo más importante, en el bienestar de los hijos.
Como abogados especialista en custodia de hijos en Madrid, nuestro trabajo es ayudar a llegar a un acuerdo sobre custodia, visitas o custodias compartidas.
En todos los casos como abogados somos los mediadores y teniendo en cuenta las leyes que legislan el país y los antecedentes familiares, tratamos de ayudar a llegar un consenso por el bienestar de los hijos.

Abogados para disolución de gananciales en Madrid

Lo más común a la hora de casarse es que los contrayentes lo hagan en régimen de gananciales, esto es, que todos los bienes que tengan como matrimonio y de manera privada y que hayan aportado en el momento de casarse es de ambos.
Este régimen de gananciales puede disolverse debido a varios supuestos como el divorcio, la muerte de uno de los cónyuges o porque el matrimonio se ponga de acuerdo y quieran cambiar este régimen.
Esta disolución de gananciales comienza con el reparto de los bienes entre ambos cónyuges a partes iguales. Antes de todo eso es imprescindible conocer el estado en el que se encuentran los bienes, por ejemplo, si hay deudas.
En caso de existir deudas, lo primero que hay que hacer es saldarlas y después se haría el reparto del resto de bienes que hayan quedado.
El proceso que conlleva una disolución de gananciales puede resultar engorroso, en especial si existe algún tipo de problema entre los cónyuges como puede ocurrir en caso de divorcio o separación de la pareja.
En estos casos la mejor opción para que todo vaya sobre ruedas, no haya malos entendidos y todo quede perfectamente claro es que unos abogados para disolución de gananciales en Madrid con experiencia sean quienes asesoren.
En MDR Abogados tenemos experiencia y contamos con un equipo especializado en temas legales relacionados con la familia. Asesoramos y llevamos los casos teniendo siempre en cuenta que para nosotros lo más importante es el interés de nuestros clientes.
Nuestro objetivo es poder reducir, mediante una gestión clara y bien organizada, en la medida de lo posible la carga emocional y psicológica que estos trámites suelen tener sobre los clientes, teniendo en cuenta que su bienestar y sus derechos deben ser lo primero.